Anuncios

Mis sentidos de la Revolución

Por Lirians Gordillo Piña (Intervención en el XII Taller Paradigmas Emancipatorios, celebrado en La Habana, Cuba, del 22 al 25 de enero de 2019.)

Cuando hablamos de la Revolución—la que asumió ese nombre desde 1959, pero que
en esta islita del Caribe trasciende ya los 150 años— siento que siempre decimos más
de quienes somos, de nuestra historia en el momento que nos tocó vivir, que del proceso
mismo. Y eso dice de lo que ha sido la Revolución, que para bien contamina con
emociones nuestra racionalidad.
Quiero compartir estas ideas y sentimientos partiendo del principio feminista de que lo
personal es político. Contar la Revolución desde nuestras vivencias pasa por reconocer
nuestros privilegios y desafíos. Mis sentidos de la Revolución serían otros si yo fuera
una mujer negra, lesbiana o trans, madre soltera, anciana pobre, que vive con una
discapacidad en la periferia de la ciudad o en el campo. Ellas tienen que estar más aquí,
en esta plenaria, porque con ellas y desde ellas la historia y la emancipación ES. Pero
esta soy yo conciente de todas y de mi…
Soy una mujer cubana de 33 años, blanca, cisgénero, heterosexual y universitaria, hija
de profesionales y nieta de dos obreros y dos trabajadoras domésticas no asalariadas
opresión que el término “amas de casa”; invisibiliza.

(más…)

Anuncios

Nos solidarizamos con los colectivos de activistas LGBTIQ

Por Asamblea Feminista 

Como parte de la campaña contra la legalización del derecho al matrimonio para parejas del mismo sexo circula en las redes una fotografía de Mariela Castro Espín —promotora más visible de ese derecho en la Asamblea Nacional del Poder Popular—intervenida por un letrero superpuesto que reza: “Condenada por los cubanos por traer ideologías ajenas a nuestra tradición. Tus pensamientos no son mis pensamientos ni tus caminos mis caminos”.

Es una vergüenza que esa torpe campaña de acoso ocupe las redes sociales y el espacio público cubano. Esto no es otra cosa que la continuidad de una cruzada–liderada por ciertas iglesias– contra el matrimonio igualitario, y también contra el feminismo y los derechos de las mujeres en Cuba. Es preocupante que estas y otras acciones cuenten con el beneplácito, o al menos la indiferencia, de un sector de nuestras autoridades.

Reclamamos la declaración legal de todos los derechos que demanda la comunidad LGTBIQ en Cuba, entre ellos el matrimonio igualitario. Creemos que el acuerdo de la Asamblea Nacional del Poder Popular de remitir la discusión de ese derecho el debate del Código de Familia y su aprobación por referéndum popular, es una decisión errónea que resta impulso a la justicia a la cual el proyecto constitucional estaba obligado.

Nos solidarizamos con Mariela Castro Espín y con los colectivos de activistas LGBTIQ. Estos ataques que hoy se dirigen a una persona y una comunidad serán extendidos a quienes apostamos por la justicia de género en el país. Aprendamos, asimismo, que las exigencias deben ser colectivas y públicas, no ceñirse a la voz de un representante específico ni al espacio cerrado de una asamblea, así sea la Asamblea Nacional.

No hay que desfallecer. Seguimos en la lucha.

46440204_2263051177099329_2627199664960569344_o

Desde nuestro blog celebramos la presentación del libro Desde la Cuba revolucionaria: feminismo y marxismo en la obra de Isabel Larguía y John Dumoulin, de Mabel Bellucci (GES-IIGG-UBA) y Emmanuel Theumer (UNL-CONICET), editado por CLACSO, 2018. La obra acaba de obtener el segundo Premio del Fondo Nacional de las Artes en Argentina, en la categoría de no ficción.

Desde este link puedes ver las palabras del jurado, según una nota del diario La Nación.

Presentación del libro

Dentro del marco de la 8° Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales – 1º Foro Mundial del Pensamiento Crítico, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales el 22 de noviembre se hizo la presentación del libro Desde la Cuba revolucionaria: feminismo y marxismo en la obra de Isabel Larguía y John Dumoulin, de Mabel Bellucci (GES-IIGG-UBA) y Emmanuel Theumer (UNL-CONICET), editado por CLACSO, 2018.

La misma se llevó a cabo  en la UNSAM- Edificio Volta y estuvo  a cargo de Gina Vargas (Centro Flora Tristán), Elizabeth Jelin (IDES, CONICET), Juan Carlos Volnovich (Doctor Honoris Causa por Universidad Madres de Plaza de Mayo, Profesor Honorario Universidad Nacional de Mar del Plata) y Omar Acha (UBA-CONICET) (más…)

Mi propuestas al Proyecto de Constitución de la República de Cuba.

Por Lirians Gordillo Piña

Estas consideraciones son fruto de los almuerzos en familia, encuentros con amistades, debates de cama. Toman en consideración, y comparten, argumentos que aparecen en la prensa y propuestas específicas de Zaida Capote Cruz, Victor Fowler, Ariel Dacal, Maura Febles Domínguez, entre otras personas; porque también este ha sido un ejercicio para sentipensar la nación entre muchas voces.

De modo general, en el texto constitucional es imprescindible superar el lenguaje sexista y las personalidades blancas y masculinas como únicos referentes históricos. Esta no es una cuestión de mera forma, sino que tiene profundos sentidos políticos. No podemos declarar la igualdad entre mujeres y hombres, refrendar el derecho a la no discriminación y continuar formulando el articulado constitucional desde la perspectiva androcéntrica. La lengua española es muy rica para avanzar cuanto se pueda en una constitución coherente en forma y contenido. Es posible, y necesaria, una asesoría/edición especializada pues en Cuba existen especialistas capaces de ofrecer alternativas para acercarnos al lenguaje inclusivo.

Algunas propuestas: cambiar “los ciudadanos” x ciudadanía, eliminar artículos innecesarios principalmente aquellos que marcan con el masculino los principales cargos como El Presidente, El Vicepresidente, El Contralor de la República—en este caso actualmente ese cargo lo ostenta una mujer—. (más…)

El 68 no es el problema

Por: Lirians Gordillo Piña

Reportajes televisivos y de la prensa escrita, post y comentarios en la web repiten con frecuencia la frase “entre los artículos que generan más debate se encuentra el 68”. Incluso yo puedo caer en esa trampa. Pero fue mi padre —un hombre de 67 años y décadas de servicio militar —quien me hizo notar que la polémica no lo genera el artículo 68 sino los prejuicios, la discriminación y la ideología extremista que aún perviven en varias personas y algunos sectores religiosos. “Ellos son los que todavía no entienden”, me dijo mi papá y desde entonces cocino este comentario a fuego, medio y alto. (más…)

Frente al televisor

Por: Zaida Capote Cruz

Veo bastante televisión, sobre todo cine en televisión. Ahora me está costando porque uno de los programas que solía ver, La séptima puerta, nos llega cada vez más tarde. Para colmo, el traslado de Pasaje a lo desconocido para la noche del viernes retarda una hora la película.

Hace unos días el programa de Reinaldo Taladrid estuvo dedicado a la llamada “viagra femenina”, un medicamento de moderada efectividad en el tratamiento de la disminución del deseo sexual femenino durante la menopausia cuya necesidad no ha sido ampliamente aceptada. Si bien el diálogo introductorio —entre el anfitrión y el doctor Pérez Peña, conocido por su programa La dosis exacta— transcurrió en un permanente tono socarrón que me puso en guardia, la cosa empeoraría. (más…)

Para festejar el otorgamiento del Premio Nacional de Literatura de Chile a Diamela Eltit

diamlea«Cuerpos bicentenarios (saqueados pero resistentes).

Sobre Impuesto a la carne »[1]

Por Zaida Capote Cruz

El proyecto literario de Diamela Eltit (Santiago, 1949) puede leerse íntegramente como un ejercicio de corporeización de la letra. Lo corporal incluye, en su trabajo, desde el gesto y la prestancia de los cuerpos hasta el flujo sanguíneo y lo estrictamente celular. Pero esa cercanía con la carne y la sangre no hacen un discurso ficcional, de ningún modo concebido como asunto íntimo, como registro de humores y heridas más o menos visibles. El cuerpo en la narrativa de Eltit adquiere un lugar central, es cierto, pero sólo porque a través suyo se narran epopeyas más o menos públicas, más o menos ignoradas, más o menos eludidas por la historia oficial. Así, en Lumpérica el cuerpo de L. Iluminada es el suyo (el de una mujer itinerante, sin identidad fija, que circula incansablemente por la ciudad vedada a sus iguales) pero es también el cuerpo social, disminuido, sojuzgado con clasificaciones, con restricciones varias, con agresiones (incluso la tortura), todo como parte del paisaje urbano durante la dictadura militar de Pinochet. Pero el relato podría leerse llanamente como la historia de una deambulante y nada más. Es posible, sí, aunque para hacerlo debamos negar su esencia misma.

Tal compromiso con lo corporal y lo social ha venido estrechándose parejamente a medida que el trabajo de Diamela Eltit va entregando nuevas muestras. Ya su ejercicio como integrante del grupo CADA (Colectivo de Acciones de Arte) ponía el cuerpo en juego y, quizás también en peligro (en Lumpérica se alude a las heridas, a las cicatrices, a la sangre, y aparece una foto de la propia Eltit con los brazos vendados), como una simbólica del peligro del día a día bajo la dictadura. Otros textos suyos siguieron luego mostrando esa conciencia de lo carnal como político, que parecía suscribir la eficaz sentencia de Kate Millet. Bajo esa invocación pareciera haberse escrito toda la obra de Eltit, muy notable en el conjunto de autores latinoamericanos coetáneos, precisamente, por su tremenda originalidad y por su coherencia con una idea no sólo del cuerpo y la sociedad, sino también de la literatura, que ha mantenido, sin repetirse, a lo largo de casi tres décadas. La centralidad del cuerpo en la historia social ha sido trabajada por Eltit de mil modos, y sus novelas Por la patria (1986), El cuarto mundo (1988), Los trabajadores de la muerte (1998), Mano de obra (2002) y Jamás el fuego nunca (2007) han explorado la relación corporal de sus protagonistas con el paisaje urbano, con el tejido social del cual forman parte, a veces como pústulas, a veces como miembros en trance de amputación o muerte. La elaborada metáfora con que Eltit ha compuesto la narración de la realidad social chilena en sus textos se ocupa no sólo de la representación del cuerpo y sus enfermedades, carencias o avatares (el parto, la sangre menstrual, los «lazos de sangre» son materia común de sus escritos), sino del devenir histórico de esos cuerpos a veces aniquilados y a veces en pleno combate, en plena batalla por la recuperación de sí mismos, batalla, hay que decirlo, muchas veces perdida. (más…)

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores

EN LA RED DEL TIEMPO

Bitácora personal de Yannis Lobaina. Writer, Filmmaker & Producer.

Expresión de Género

El blog experimental de una mujer feminista

Salir a la Manigua

En cadenas vivir es vivir en afrenta y oprobio sumido

Mi vida es un fino equilibrio...

Aquí te cuento mis creencias, mis experiencias y mis sueños

EL OJO SEXUADO

DESDE UN ENFOQUE FEMINISTA, MIRADAS AL ARTE Y LA CULTURA.

NEGRA CUBANA TENÍA QUE SER

-Cuando el activismo es el camino de la vida-

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

Asamblea Feminista

Debates feministas desde la Cuba de hoy