Inicio » Posts tagged 'literatura cubana'

Tag Archives: literatura cubana

Algo sobre ese libro…[1]

Portada del libroPor Zaida Capote Cruz

No hay mucho que pueda contarles sobre Las memorias vacías de Solange Bañuelos; pero puedo asegurarles que no es un libro reconfortante. A pesar del arte primoroso y la habilidad artesana de quienes hacen los libros de Vigía, a pesar de su elegante sobriedad, a pesar de presentarse como algo inofensivo. No lo es, no.

Tras la aparente inocencia de una carterita malva, como las que se usan para salir de noche, simple ella, fácil de llevar, se esconde la complejidad, la cotidianeidad, el dolor, el abismo. Mayra Alpízar tuvo una idea excelente al elegir esa presentación para el libro de Maité Hernández-Lorenzo; hace unos meses, cuando lo presenté por primera vez, aludía al entendimiento que esa carterita propicia, la idea de que en una cartera de mujer cabe su vida (es una idea sobre la cual ya fantaseó una autora mexicana cuyo nombre no recuerdo ahora); como si cada objeto guardado en ella pudiera contarnos algo de su dueña, algo de su vida, de la vida.

Relatados con un lenguaje casi notarial, desapasionado, casi esquizofrénico (por dividido, entiéndase, pues aunque quien cuenta no vive la experiencia narrada, muchas veces se adivina a ese narrador demasiado cerca de sus protagonistas, como si fueran partes de una misma memoria escindida), los breves “cuadros de costumbres” que pudieran ser también estos cuentos ilustran una subjetividad, unas subjetividades, donde lo cotidiano se vive casi todo el tiempo como opresión. Por eso no hay muchas más voces que aquella con la cual parecen dialogar sus protagonistas, ese hablar consigo misma que parece ser el recurso habitual de quienes, bordeando la madurez, descubren que su vida no vale mucho la pena, que la familia a la cual le han entregado su vida y su aliento no tiene idea de cuánto han debido dejar atrás (o fuera) de sus días para proveer cariño, cuidados, alimentos… Estas mujeres (y una siente la tentación de hablar de ellas como de una sola mujer, al fin y al cabo el libro invita a ello) están gritando, gritando sordamente, diciendo al mundo en qué consiste la infelicidad, como es sentirse una cosa en tu propia casa, cuán difícil es intentar que el cariño se imponga al agotamiento físico y espiritual que la soledad, que puede adoptar muchas maneras de estar viva, no deja de producir. (más…)