Inicio » Posts tagged 'Mariblanca Sabas Alomá'

Tag Archives: Mariblanca Sabas Alomá

Feminismo revolucionario (Fragmentos)

Mariblanca Sabás Alomán en Madrid, 23 de marzo de 1929.Por Mariblanca Sabas Alomá

Uno de los más interesantes aspectos del feminismo es el que sitúa frente a frente a dos clases sociales: la rica y la pobre, la explotadora y la explotada, la que disfruta de todas las comodidades de  la vida sin producir, y la que, produciendo, carece de los recursos más elementales de sanidad, confort, cultura y bienestar en la vida. Cabe formular, en efecto, la siguiente pregunta: ¿conviene más a los interés de la mujer trabajadora formar, en el propio sector o como sector aparte, un solo frente de acción con los hombres trabajadores, que incorporarse a las filas del feminismo activo, limitado este a la lucha por la obtención de todos los derechos civiles, legales y políticos, que todavía los hombres niegan a la mujer?

Honradamente, no podrá jamás el sociólogo enfocar el feminismo como un problema global, desconectado de los demás problemas colectivos de carácter legal, moral, político, o económico, ni mucho menos, como un solo problema donde las distintas necesidades de distintos núcleos de mujeres tienen una misma solución. Es obvio que el problema de la mujer obrera no es el mismo que el de la mujer de salón- la misma lucha de cllases que se plantea entre los hombres, se pplantea entre las mujeres. Así, parece claro que si bien para la conquista de ciertos derechos civiles de carácter legal está bien que todas las mujeres formen un solo gran frente único de acción, en cambio, cuando se trata de cuestiones políticas o económicas, deberá formar con los hombres que se encuentren en la misma condición. Fórmula viable: contra los hombres, cuando los hombres son los amos. Junto a los hombres, cuando los hombres son, como nosotras, esclavos que luchan por conquistar su independencia. Contra los hombres, si los hombres, a título de tales, pretenden la pervivencia de un hembrismo alcobero, puramente sexual, tarado de morbosismos, humillante y estéril. Junto a los hombres, si los hombres, penetrados de la dolorosa realidad de la explotación del trabajo, se yerguen contra sus explotadores abriendo a puño limpio el camino hacia el “futuro sin geografías” profetizado por Lenin. (más…)