Inicio » Sociedad » El directorio de Sandra

El directorio de Sandra

directorio2Por Zaida Capote Cruz

Sandra Abd’llah Álvarez estuvo en La Habana para presentar la versión portátil de su Directorio de afrocubanas, un proyecto colaborativo en el que trabaja desde hace unos años y que entonces –ha seguido creciendo tras su presentación en la librería Alma Mater– alcanzaba 185 entradas de notables mujeres afrocubanas. El Directorio está muy bien diseñado, con datos biográficos y de localización, además de fotografías de las mujeres incluidas (negras, mulatas, blanconazas, jabás y lo que sigue, hasta blancas a la vista que, en efecto, tienen una abuela negra o mulata).

En Cuba, a diferencia de otros países, “tener pinta” no arrastra la percepción de que uno es negro o de color, como se decía antes. Entusiasmada por hacer crecer el trabajo de Sandra y por multiplicarlo, empecé a avisarle a todas mis amigas evidentemente “afrocubanas” y luego seguí con las que suponía y cuando tuve dudas les pregunté directamente “si tenían algo de negra”, porque aquí las cosas no están tan claras; como gesto de afirmación de una herencia sumarse al directorio es un acto loable, aunque, como se sabe, el racismo y los racistas no tratan igual a la negra, la mulata o la jabá y mucho menos a quien puede “pasar por blanca”. Quería llamar la atención porque, al mismo tiempo que el Directorio es un efectivo espejo para reconocerse como parte de una comunidad racial, lo que me interesa de sus potencialidades es, sobre todo, que en él y a través suyo, esas mujeres pueden crear grupos y asociarse por intereses profesionales, políticos, culturales, etc., porque ser negra, como ser mujer, no es garantía de nada en absoluto, más allá del evidente rasgo común, cuyas repercusiones históricas, sociales, nos acercan. Este espacio es una plataforma que, para ser productiva, tendrá que potenciar infinitos vínculos en el futuro. Ya Sandra ha avanzado en su parte, ahora les toca a esas mujeres establecer afinidades que trasciendan el propósito inicial del directorio y armar redes profesionales, cooperativas, emprendimientos de todo tipo, para trabajar juntas.

directorioSandra suele desdecir de la academia y alaba el activismo. Yo la conocí cuando cursaba una maestría en estudios de género que defendió impecablemente con una tesis sobre el cine de Sara Gómez y eso nunca fue óbice para que participáramos en proyectos comunes, cada quien desde su procedencia. En la academia también se hace activismo, aunque de otro modo. Pero no quiero desviarme. Fue una fiesta asistir a la presentación en Cuba del Directorio de afrocubanas, cuya potencia viene de cuánto puede servir para dar visibilidad mutua y capacidad de movilización a esas mujeres, conscientes de su pertenencia racial. Por ahora, alabo la capacidad de trabajo, de entrega de Sandra. Hace años lancé la idea de armar un Directorio similar (aunque nunca lo imaginé tan bello como el de Sandra) de feministas cubanas, pero la idea no prosperó y yo no puse el empeño que ha puesto Sandra en hacerlo, porque lo que está claro es que sin su perseverancia y dedicación, el Directorio seguiría siendo un sueño y no una realidad de la que enorgullecernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: